miércoles, 8 de octubre de 2008

GEL NATURAL COADYUVANTE PARA ARRUGAS EN LA PIEL

Biol. Miguel Angel Gutiérrez Domínguez
Biol. Yolanda Betancourt Aguilar
Jardín Botánico Universitario, Facultad de Agrobiología,
Universidad Autónoma de Tlaxcala


Introducción
Son surcos, marcas, o pliegues de la piel. Aparecen a lo largo de todo el cuerpo a medida que el hombre o la mujer se van haciendo mayores. Aunque responden a un proceso natural, suponen una gran preocupación para todo el mundo, puesto que son signos claros de envejecimiento. De todas las arrugas corporales las que más importancia damos son aquellas que aparecen en el rostro o cara y las que aparecen en el cuello y manos.
Síntomas
Pliegues en la piel, surcos, patas de gallo, papada, manchas, moretones, etc.
Causas
- La fundamental es el envejecimiento. Con el paso de los años la piel se vuelve más delgada, menos elástica y con una proporción de grasas y pigmentos menor. Todo ello conlleva una serie de consecuencias para la piel: manchas, verrugas, palidez, lunares, sequedad en la piel, hematomas, moretones, frío, etc.
Sin embargo hay otros factores que pueden adelantar este proceso o empeorarlo. Entre ellos mencionaríamos los siguientes:
- La exposición solar: Exponerse excesivamente a los rayos ultravioletas (demasiado sol) puede resultar en un envejecimiento prematuro de la piel. El envejecimiento prematuro de la piel se llama fotoenvejecimiento. Los rayos del sol ultravioletas que causan fotoenvejecimiento dañan las fibras de colágeno y causan la excesiva producción de elastina anormal. Cuando la luz ultravioleta daña el tejido de la piel, se produce una enzima llamada metaloproteinasa (enzima albuminoidea). Esta encima crea y regenera el colágeno. No obstante, durante el proceso se dañan algunas fibras sanas de colágeno, lo que resulta en una formación desorganizada de fibras llamada elastosis solar. Las arrugas se forman cuando el proceso de reconstrucción ocurre una y otra vez.
- Enfermedades corporales: Entre estas mencionaríamos principalmente las enfermedades del hígado o las enfermedades de la circulación. Otras posibles causas corporales que podríamos mencionar son las alergias, o las deficiencias metabólicas, como la obesidad o la diabetes.
- Factores químicos: La exposición a ciertos contaminantes, humo, tabaco, elementos químicos o la utilización de productos de higiene no adecuados para nuestro tipo de piel, puede llevar a que este órgano presente un aspecto más deteriorado de lo que sería normal para nuestra edad. Estos factores, junto a la propia oxidación del organismo, son los responsables de la aparición de radicales libres que influyen en el mal estado de la piel
- Alimentación: La adopción de dietas no adecuadas, escasa en alimentos naturales, con poca aportación en vitaminas, minerales u otros componentes que deberían nutrir la piel son causas muy frecuentes.
Especialmente tienen importancia los cambios bruscos de peso, con continuos procesos opuestos de adelgazamiento y recuperación de peso. Todo ello hace que la piel no recupere su estado de tersura, apareciendo las arrugas y las pieles colgantes, especialmente en el rostro ( patas de gallo, papada)
- Estrés: Situaciones de angustia personal, falta de equilibrio, imposibilidad de dormir, etc. previenen la posible relajación de la piel, especialmente de los músculos faciales lo que se demuestra en el aspecto exterior de la cara.
- Cigarro. La piel sana se regenera continuamente. Mientras que el colágeno antiguo se rompe y se quita, se produce nuevo colágeno. Los investigadores han averiguado que el humo causa una pronunciada reducción en la producción de nuevo colágeno. Una falta de colágeno nuevo resulta en el desarrollo de arrugas.
Además de las arrugas, otra de las alteraciones que sufre la piel son las manchas por la edad (áreas pigmentadas). Con el proceso de envejecimiento, también se presentan cambios en el cabello y en las uñas, incluyendo el encanecimiento, la pérdida de cabello y la fragilidad de estas últimas.
Recomendaciones
• Tomar vitamina E (de200 a 400 unidades) al día lo cual ayudará a mantener las membranas celulares y a proteger la piel de sustancias del medio ambiente que promueven el arrugamiento prematuro.
• Hacer ejercicios como caminar, nadar, ciclismo ayuda a demorar el arrugamiento, ya que facilita la circulación de la sangre, llevando así más nutrientes a la piel, y al estimular la producción de las fibras elásticas de apoyo
• Protegerse del sol y de los elementos. Para ello, se debe usar loción bloqueadora en caso de que tenga que exponerse al Sol y evitar la sobreexposición entre las 9:00 a.m. y las 3.00 p.m.. El maquillaje se aplicará sobre una crema hidratante.
• Usar lentes de sol especialmente en verano.
• Evitar un adelgazamiento brusco ya que la piel queda flácida y propensa a arrugarse.
• Evitar trasnochar, ya que el sueño es el mayor enemigo de las arrugas.
• Fumar en exceso y abusar del alcohol.
• Hacer masajes faciales que estimulan la circulación de la sangre y relajan los músculos de la cara al reducir al mínimo las arrugas inducidas por el estrés. Para ello se debe dar, sobre el rostro limpio, masajes en círculos pequeños con la punta de los dedos (si lo desea, con una capa ligera de aceite vegetal) en las siguientes áreas:
- Sobre el nacimiento del cabello, luego directamente debajo, en el medio de la frente.
- Sobre los huesos debajo del final de las cejas, junto a la nariz, luego los huesos en el extremo exterior de los ojos.
- Sobre la hondura central entre la nariz y el labio superior, a 1/2 pulgada fuera de las esquinas de la boca y el centro de la punta de la barbilla.
• No emplear cremas antiarrugas demasiado pronto, ya que la piel se acostumbra enseguida a ellas, ni tampoco demasiado tarde, cuando el cutis ha perdido su capacidad de reaccionar. Por término medio este tratamiento debe empezarse entre los 35 y 40 años.
• Emplear periódicamente hidratantes y máscaras plásticas para relajar la piel. Se aplican después de haber extendido la crema hidratante, ya que favorecen la penetración de ésta.
• Evitar cualquier gesto inútil o violento; es mejor controlarlos para que la piel del rostro se mantenga lo más relajada posible.
Fitoterapia para arrugas
La función principal de la fitoterapia en el tratamiento de las arrugas será proporcionar plantas que
- Mejoren aquellas condiciones corporales que se inciden en el mal estado de la piel. Tendríamos dentro de este apartado las plantas que tienen como objetivo mejorar algún órgano personal deficiente y aquellas plantas que intentan eliminar los radicales libres o plantas antioxidantes
- Plantas emolientes que proporcionen aquellos componentes que ayuden a mantener la piel más flexible y menos seca, al aportar más agua y más grasas a este órgano. Constituyen una alternativa barata a los productos de belleza industriales que contienen colágeno.
- Plantas tranquilizantes que proporcionen una relajación de los músculos y la piel.

Ingredientes
1 trozo de penca de sábila (Aloe vera)
1 trozo de fruto de pepino (Cucumis sativus)
4 cucharadas de pulpa del fruto de aguacate (Persea americana)
1 cucharada de partes aéreas de cola de caballo o carricillo (Equisetum spp.)
1 cucharada de flores de mercadela (Calendula officinalis)
1 cucharada de flores de manzanilla (Matricaria rectutita)
½ cucharada de hojas de té verde (Camelia sinensis)
½ cucharada de hojas de diente de león (Taraxacum officinale)
½ litro de agua

Utensilios
1 licuadora
1 recipiente de plástico o de vidrio
1 palangan
1 paquete de algodón
1 pelapapas o rayador
1 madera para cortar
1 toalla de algodón
1 cuchara sopera de acero inoxidable
1 cuchillo de cocina
1 coladera de plástico
1 toallita de papel o tela para limpiar la mesa
1 papel filtro para cafetera
1 palita de madera
1 taza o tazón medidor de vidrio

Forma de preparación
1. Trocear y lavar las plantas previamente
2. En el caso de la sábila, el aguacate y el pepino, quitar la cáscara o la piel de cada uno con un cuchillo o pelapapas
3. Poner a hervir el agua, al empezar a ebullir añadir las plantas, bajar la flama, tapar el recipiente y dejar por 10 minutos
4. Colar y entibiar
5. Poner las pulpas de pepino, aguacate y de sábila en la licuadora
6. Moler a baja velocidad añadiendo poco a poco la infusión hasta lograr la consistencia deseada
7. Para la preparación del té a usarse en vaporizaciones previas a aplicarse el gel usar las plantas indicadas pero dejar 20 minutos a fuego bajo, colar y vaciar caliente a la palangana

Forma de empleo y dosificación
1. Aplicarse inhalaciones o vaporizaciones con la infusión caliente ayudándose de la palangana y de la toalla por 10 a 20 minutos
2. Untarse el gel previamente elaborado evitando los ojos, orificios nasales y labios de la boca
3. Dejar actuar por una a dos horas o bien toda la noche
4. Eliminar el gel usando la infusión tibia o fría con ayuda de un algodón
5. Aplicarse el gel cada tercer día por las noches antes de dormir

Precauciones o contraindicaciones
En caso de irritación o alguna otra molestia suspenderlo inmediatamente.

Dónde conseguir las plantas de la fórmula herbolaria?
En Apizaco las puede comprar al 241 41 85 100. En Puebla hablar al 222 231 53 51.